FacebookTwitterGoogle+Pinterest

Amigas de esas para siempre

Ya es día 7 de enero y toca desmontar las luces, el árbol y cualquier decoración que nos recuerde que hace muy poquito era Navidad. La suerte es que más allá de la decoración luminosa, tenemos los recuerdos que nadie nos puede quitar. Estas Navidades yo las voy a recordar porque son las Navidades en las que me reencontré con mi amiga Ainho y su hija Giulia. Hacía 2 años que no nos abrazábamos y claro, muchas cosas han pasado en estos años…

A Ainho la conocí en plena adolescencia hace más de 15 años y es la persona con la que he compartido más aventuras y desventuras de toda mi vida. Entró en mi vida de lleno, cuando cumplí 15 años y se plantó en mi casa con un ramo de rosas. Apenas nos habíamos conocido y yo estaba pasando unos días tristes porque mis padres me habían dicho que en pocos meses nos mudaríamos de la capital madrileña a un pueblo de Sevilla. Ainho decidió alegrarme el cumpleaños apareciendo en casa con un precioso ramo… y sin duda lo consiguió. Recuerdo que esa tarde hablamos de cosas muy profundas, a pesar de habernos conocido hace poco, estar en la cumbre del acné y con las hormonas disparadas, hablamos de la vida como si fuéramos hijas directas del mismísimo Platón.

Desde entonces Ainho y yo hemos compartido momentos únicos. Entre otras cosas aprendimos a hacer ganchillo juntas durante un verano en la costa Mediterránea. Compartimos sueños y los cumplimos, como aquel en el que volamos a San Francisco, nos compramos una furgoneta y viajamos durante 8 meses por las Américas. Teníamos  26/27 años y muchos nos llamaron locas.

ainho-yo

Ese viaje marcó un antes y un después en nuestras vidas. Fue como una montaña rusa, un viaje lleno de experiencias y emociones imposibles de expresar en unas palabras. Lo cierto es que el viaje terminó antes de lo planeado, la vida nos separó y ambas partimos a destinos muy diferentes. A Ainho la vida le llevó a tener una hermosa hija unos meses después de separarnos, mientras que yo continué viajando y buceando hasta terminar en Australia.

ainho-giulia

Como seguramente ya sabes, yo regresé de mi aventura australiana el pasado Junio. A día de hoy, mientras yo vivo en Madrid, Ainho vive con su bonita familia en la isla de Mallorca. El teléfono, el email y el skype siempre nos han mantenido conectadas, y aunque a las dos nos parezca increíble, hacía dos años que no nos veíamos.  El reencuentro mereció entre otras cosas una fiesta de pijamas a nuestro estilo, como si de nuevo tuviésamos 15 años. Estuvimos de cháchara hasta las mil y monas, hablando de la vida, de nuestro presente, nuestro futuro, cotilleos varios y por supuesto de ganchillo. 

giulia-ganchillo

Mi reencuentro con Giulia ha sido de esos de ponerte los pelos de punta. Como dice su papá “ella palpa la energía que hay entre vosotras dos”. Como dos imanes, cada vez que nos veíamos, Giulia y yo nos agarrábamos la una a la otra y no nos separábamos. “Marta es mi mejor amiga”, le dijo a Ainho antes de acostarse después de nuestro primer día juntas. Y yo mi claro… baba caída ❤

ganchilleras

El domingo pasado tocó despedirnos. Y aunque era un momento triste, lo cierto es que no había quien nos quitara la sonrisa de la cara porque por encima de todo nos quedan los preciosos recuerdos y unas ganas locas de volver a vernos. Es increíble que a pesar del tiempo que ha pasado, los desvíos de la vida y los momentos fríos en nuestra amistad, me es imposible pensar en mi vida sin Ainho. Es mi amiga para toda la vida, y ahora, Giulia también.

¿Tienes la suerte de tener una amiga como Ainho? ¿Una de esas que por mucho que llueva simple está ahí, que aunque pase el tiempo y la distancia os separe… parece que la última vez que os visteis fuese ayer? ❤ Cuéntanoslo a Giulia, a Ainho y a mi, que nos va a encantar leerlo :)

Besitos,

Marta xo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 comentarios en “Amigas de esas para siempre
  1. Que preciosa historia :) yo también tengo la suerte de tener una amiga así. nos gusta decir que hay un hilo invisible y muy elástico que nos mantendrá siempre unidas por muy lejos que estemos. Ella estuvo un tiempo viviendo en Brasil y yo en 20 días empiezo mi aventura Australiana (he alucinado al leer que tú también tuviste la tuya!!), pero se que nuestra amistad seguirá intacta a pesar de la distancia y el tiempo. Gracias por compartir tu historia!!

    1. ¡Qué cosas Nerea! Brasil es un lugar muy especial para nosotras también. Justo antes de viajar por Las Américas yo pasé allí un año con una beca y Ainho vino a visitarme :) Hicimos un viaje precioso por los estados de Sao Paolo y Río ¡inolvidable! Yo sigo enamorada de Brasil :)

      ¡Y ahora tú te marchas a Australia! Yo he pasado allí los tres últimos años, una experiencia inolvidable :) Ainho no pudo visitarme esta vez pero espero que tu amiga inseparable tenga la oportunidad!

      Muuuchas gracias por compartir tu historia, te dese lo mejoooor y porfa cuéntanos qué tal te va de vez en cuando ^_^

      Un besito,

      Marta

  2. Amore, que me haces llorar ajajajajaja Enganchilladas con aguja de 5mm para toda la vida jajajaja
    Ahora tengo que compartirte con Giulia, por supuesto ! Que su tia Marta es su “más mejor amiga” Besos de lana
    Tu Ainho

    1. Ayyyy qué haces tan lejossss (eso que estamos más cerca que hace muchos años jajaja) Enganchilladas FOR EVER ❤ ¡Besitos a mis dos niñas lindas!

      tu Marti :)

  3. Bendecida noche..linda e increible tu historia de vida y aventuras con tu mejor Amiga..
    Yo tuve la suerte de conocer de niña a una vecinita que se convirtio en mi mejor amiga..eramos en personidad difetentes,opuestas..ella estilo reservada,introvertida,calmada,forma de vestir tambien distinta a la mia..Yo era extrovertida,alegre,charlista,juguetona..ella conmigo era super wouu, eramos una juntas,complices..pasaron muchos años de lindo compartir,luego su familia se cambio de ciudad,muy tristes pero nuestra amistad continuo..pasaba el tiempo y iba de vacaciones a su casa,era otra de mis hermanas..luego un dia aun adolecentes ella enfermo de subito,nos escribiamos cartas,lloraba mucho al leerlas,nos hablabamos con el alma..pasado unos meses me dijo que regresa a la ciudad y a la casa de la vecindad,Yo estaba dichosa..ella dijo que no me asustara al verla,erauy chistosa siempre y exagerada,dije que tonta..llego el esperado dia y fui corriendo a verla,pues no exagetaba,no la reconoci,no pude contener el llanto, como no lo contengo ahora escribiendo..nos fundimos en un abraxo sin palabrasl,leno de emociones encontradas,alegria y tristeza,mucha tristeza y casi un adios que se presentia,uno definitivo y paara siempre..desdeese momento estuve con ella cada dia,igual mi madre..orabamos mucho,pero ella cada dia se detetioraba..hasta que una mañana ya no desperto..sufri lo indesible..esta tatuada en mi corazon por siempre..