Un chai y un libro de ganchillo
36 Comentarios

El domingo pasado lo pasé entero en casa de mis padres, aquella en la que crecí y que no puedo evitar llamar “mi casa” a pesar de llevar años sin vivir ahí. Me encanta ir a verles, desayunar, charlar, comer juntos, charlar más...

FacebookTwitterGoogle+Pinterest